Fotografias
Historia de Bulgaria : el primer Imperio búlgaro
Imagenes Bulgaria

La actual Bulgaria formó parte del Imperio romano y comprendía ciertas áreas de las provincias de Tracia y Mesia. Estuvo habitada por los tracios y por ilirios. A principios del siglo VI d.C., las tribus eslavas emigraron a la región, absorbiendo o expulsando a los habitantes originales. Durante la segunda mitad del siglo VII, una tribu de búlgaros (pueblo de linaje turco) emigraron desde sus dominios en la parte oriental del mar Negro, cruzaron los últimos tramos del Danubio y sojuzgaron la Baja Mesia, que era entonces una provincia del Imperio bizantino. Los ejércitos imperiales fracasaron repetidamente en su intento por desalojar a los invasores durante el siglo VIII. A pesar del escaso número de población eslava en la Baja Mesia, los búlgaros fueron adquiriendo gradualmente la cultura eslava durante este periodo.

Hacia finales del siglo habían anexionado un considerable territorio adyacente, que sentó las bases de un Estado fuerte bajo el kan Krum, quien reinó desde el 803 hasta el 814. Los ejércitos de Krum asestaron una derrota devastadora a las fuerzas invasoras bizantinas en 811 y, prosiguiendo la ofensiva, casi consiguieron en 813 la toma de Constantinopla. Las relaciones búlgaro-bizantinas posteriores fueron relativamente pacíficas y prosiguieron así durante la primera mitad del siglo IX. Los sucesores directos de Krum ampliaron sus dominios, principalmente en la región de Serbia y Macedonia. Sin embargo, en el 860, durante el reinado de Boris I (852-889), Bulgaria sufrió un severo contratiempo militar a manos de los serbios. Cuatro años más tarde Boris, en respuesta a la presión del emperador bizantino Miguel III, hizo del cristianismo la religión oficial del kanato (janato).

Boris aceptó la primacía del papado en el 866, pero en el 870, a consecuencia de la negativa del papa Adriano II para hacer de Bulgaria un arzobispado, cambió su lealtad a la Iglesia ortodoxa.

A finales del siglo IX y comienzos del siglo X, Bulgaria se convirtió en la nación más poderosa de Europa oriental durante el reinado de Simeón, hijo de Boris. Simeón, administrador y dirigente militar brillante introdujo la cultura bizantina en su reino, fomentó la educación, obtuvo nuevos territorios, derrotó a los magiares (húngaros) y dirigió una serie de guerras victoriosas contra el Imperio bizantino. En el 925, Simeón se proclamó a sí mismo emperador de los griegos y los búlgaros. Conquistó Serbia en el 926 y se convirtió en el monarca más poderoso de Europa

El castillo burgado
El castillo burgado. Encarta
oriental en aquellos tiempos. El reinado de Simeón estuvo marcado por grandes avances culturales encabezados por los seguidores de Cirilo (827-869) y su hermano Metodio (c. 826-884), los apóstoles de los eslavos. Durante este periodo se adoptó el antiguo eslavo eclesial, la primera lengua eslava escrita, y el alfabeto cirílico.

La debilidad producida por las disensiones internas y los continuos ataques magiares, disminuyeron el poder búlgaro continuamente durante la primera mitad del siguiente siglo. En el 969 la invasión de los rusos tomó la capital y capturaron a la familia real. El emperador bizantino Juan I Tzimiscés, alarmado por el avance ruso en el sureste de Europa, intervino en el conflicto ruso-búlgaro (970). Los rusos fueron obligados a retirarse de Bulgaria en el 972, mientras la parte oriental del país se anexionó al Imperio bizantino. Samuel, el hijo de un gobernador provincial búlgaro, se convirtió en gobernador de Bulgaria occidental en el 976. Los ejércitos de Samuel fueron aniquilados en 1014 por el emperador bizantino Basilio II, que en 1018 incorporó este estado de corta duración a su Imperio. "Bulgaria" Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2009
http://es.encarta.msn.com © 1997-2009 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.