Fotografias

Francisco II Rákóczy (1676-1735)


Parlamento de Hungria
Parlamanento Hungria. Encarta

En 1703, Francisco II Rákóczy (1676-1735), aprovechándose de la implicación austriaca en la guerra de Sucesión española, incitó un nuevo levantamiento contra el dominio austriaco. Francisco II, que recibió una ayuda destacada de los franceses, organizó un gobierno provisional y mantuvo a los austriacos cercados hasta 1708, cuando fue derrotado en Trencin. La resistencia continuó hasta que en abril de 1711 el emperador Carlos VI ofreció una paz satisfactoria, que proporcionó una amnistía general, libertad religiosa y distintas concesiones políticas. Las relaciones entre los Habsburgo y sus súbditos húngaros continuaron por lo general estabilizadas durante más de un siglo.

Periodo de agitación


Durante todo el periodo de agitación surgido tras el estallido de la Revolución Francesa en 1789, la gran mayoría de la población húngara permaneció leal a Austria. Sin embargo, numerosos nacionalistas magiares influidos por las ideas revolucionarias hicieron resurgir el nacionalismo húngaro a partir de 1815. Entre otras cosas, este desarrollo tuvo como consecuencia la creación del Partido Liberal, que lanzó una campaña vigorosa en favor de un gobierno constitucional y otro tipo de reformas. El movimiento liberal, encabezado por estadistas húngaros como el conde István Széchenyi, el barón József Eötvös, Ferenc Deák, Lajos Kossuth y Lajos Batthyány, estuvo acompañado por una destacada actividad en el campo literario. A pesar de la represión gubernamental, los liberales consiguieron la aprobación de varias leyes, que permitieron a miembros de familias no nobiliarias ser elegibles para un cargo público y otras que reducían ciertas presiones feudales sobre los campesinos. Los grupos progresistas de Hungría obtuvieron una victoria decisiva en las elecciones a la Dieta celebradas en 1847.

Al principio, el gobierno austriaco ignoró el mandato de los votantes, pero cuando se vio amenazado por la revolución liberal que estalló en Viena en 1848, cedió a las demandas de los nacionalistas húngaros y autorizó la formación de un gobierno húngaro, con Batthyány como primer ministro. Según los términos de la legislación decretada en marzo de 1848, Hungría rompía prácticamente todos los lazos con Austria. El nacionalismo magiar extremista, que se vio compensado por el decreto que hacía del húngaro la lengua oficial del Estado, separó rápidamente a los grupos no magiares de la población, por lo que estallaron revueltas entre los rumanos y croatas. Cuando en noviembre fue derrotado el movimiento revolucionario, el ejército austriaco también intentó restaurar la soberanía de los Habsburgo en Hungría, pero resultó un fracaso. En abril de 1849, la Dieta húngara proclamó el destronamiento de la dinastía de los Habsburgo y la independencia de Hungría.

Sin embargo, un mes después el emperador de Austria Francisco José I acordó una alianza militar con Nicolás I de Rusia y los ejércitos austriacos y rusos sometieron a los húngaros, que se rindieron en agosto de 1849. El 6 de octubre de 1849 (todavía considerado hoy un día de luto nacional), Batthyány y otros 13 dirigentes revolucionarios fueron ejecutados. Ésta y otras severas represalias inauguraron un periodo de dominio austriaco centralizado que se extendió más de una década. Después de la derrota austriaca en 1859 durante el proceso de unificación italiana, el régimen imperial sufrió una sucesión de derrotas diplomáticas y militares. Francisco José I se vio obligado, en consecuencia, a adoptar una actitud conciliadora hacia sus súbditos húngaros.

El nacionalismo magiar, hábilmente conducido por Ferenc Deák, resurgió gradualmente como una fuerza importante en Hungría. En 1865, el gobierno imperial sancionó el proyecto de una nueva Constitución para la nación húngara. Antes de que este documento fuera completado, Prusia derrotó a Austria en la Guerra Austro-prusiana, un desastre que fortaleció ampliamente la posición de los húngaros. Por las provisiones del Compromiso (Ausgleich), que se adoptó en marzo de 1867, Austria y Hungría se convirtieron en una monarquía dual, bajo un solo soberano que sería emperador de Austria y rey de Hungría. La Constitución otorgó a Hungría plena soberanía en la dirección de los asuntos internos y paridad con Austria en la dirección de la defensa nacional, asuntos exteriores y otros. El 8 de junio de 1867, el emperador Francisco José fue coronado rey de Hungría. La Monarquía Dual o Imperio Austro-Húngaro tuvo vigencia hasta su derrota en la I Guerra Mundial. © "Hungria" Escrito por Emmanuel BUCHOT y Encarta

Fotos de los países europeos para visitar

Imágenes de Turquía

Turquía

Fotos Informaciones

Fotos de la República Checa

República Checa

Fotos Informaciones

imágenes de Hungría

Hungría

Fotos Informaciones

Fotos España

Fotos España

Fotos Informaciones

Fotos de Croacia

Fotos de Croacia

Fotos Informaciones

Fotos de Alemania

Alemania

Fotos Informaciones

Fotos de Portugal

Portugal

Fotos Informaciones

Imagenes de Grecia

Imagenes de Grecia

Fotos Informaciones

Fotos de Inglaterra

Inglaterra

Fotos Informaciones

imágenes de Holanda

imágenes Holanda

Fotos Informaciones

Imágenes de Dinamarca

Dinamarca

Fotos Informaciones

Fotos de países de Asia para visitar

Imaganes India

Imagenes India

Fotos Informaciones India

Imagenes Vietnam

Imagenes Vietnam

Fotos Informaciones Vietnam

Imagenes China

Imagenes China

Fotos Informaciones China

Fotos de Hong Kong

Fotos Hong Kong

Fotos Informaciones Hong Kong

Imágenes de Corea del Sur

Corea del Sur

Fotos Informaciones Corea

Imágenes de Camboya

Imágenes Camboya

Fotos Informaciones Camboya

Imágenes de Japón

Imágenes de Japón

Fotos Informaciones Japon

Imágenes de Tailandia

Imágenes Tailandia

Fotos Informaciones Tailandia

Imágenes de Taiwán

Imágenes de Taiwán

Fotos Informaciones Taiwan

Información sitio web