Fotografias

Inglaterra en el siglo XV


palacio Blenheim
Palacio Blenheim

Enrique IV, hijo de Juan de Gante, cuarto hijo de Enrique III, no tenía derecho al trono, por lo que se enfrentó con el heredero legítimo, Edmundo, conde de March, que descendía del tercer hijo de Eduardo III.

Enrique V (reinó entre 1413 y 1422), que sucedió a su padre, tenía una ambición: repetir las hazañas de Eduardo II en Francia. Consiguió una brillante victoria en la batalla de Agincourt en 1415, y vio confirmado su éxito con el Tratado de Troyes (1420). Se casó con la hija del demente rey francés, Carlos VI el Bienamado, y asumió el control de su gobierno.

En 1422 Enrique y Carlos VI murieron, por lo que Enrique VI, con tan sólo nueve meses de edad, accedió al trono de ambos países. Durante un tiempo, los hábiles tíos de Enrique, Juan de Lancaster, duque de Bedford, y Humphrey de Gloucester, atendieron los asuntos del reino, el primero en Francia, Gloucester en Inglaterra. En 1429, sin embargo, la presencia de Juana de Arco impulsó la resistencia francesa frente al gobierno inglés. Aunque Juana murió en la hoguera acusada de hereje en 1431, la posición de Inglaterra en Francia se hizo cada vez más precaria. Enrique VI no fue capaz de gobernar; durante su reinado el control del reino pasó de una facción de nobles a otra. La pérdida de Normandía en 1450 y la corrupción del gobierno provocaron una fallida rebelión popular, encabezada por Jack Cade. La pérdida de todas las posesiones en Francia (con la excepción de Calais) en 1453, fue el preludio del conflicto dinástico conocido como la guerra de las Dos Rosas (1455-1485).

La guerra se entabló entre dos ramas de la familia real, la Casa de Lancaster, que, en la persona de Enrique VI, poseía el trono, y la Casa de York, dirigida por Ricardo, duque de York, que tenía derechos legítimos al trono y mayor capacidad de gobierno que Enrique. El conflicto se complicó en 1453, cuando la esposa del rey, Margarita de Anjou, tuvo un hijo y acabó con la condición de Ricardo como posible heredero.

El año 1460 fue el punto culminante del conflicto; Ricardo murió durante una batalla y su hijo Eduardo continuó su causa. Con la ayuda de Richard Neville, conde de Warwick, derrotó a los seguidores de Lancaster (1461), capturó a Enrique y consiguió ser declarado rey por el Parlamento como Eduardo IV. No obstante, Enrique escapó, y el posterior matrimonio de Eduardo con Isabel Woodville (1464) y su alianza con Borgoña, alejaron a

Warwick que se unió a Margarita de Anjou, depuso a Eduardo y restauró a Enrique en el trono (1470). Eduardo regresó al año siguiente apoyado por su cuñado, Carlos el Temerario de Borgoña, y derrotó definitivamente a los Lancaster. Cuando Eduardo murió en 1483, el trono pasó a su hijo de 12 años, Eduardo V, pero fue usurpado tres meses más tarde por el tío del niño, Ricardo, duque de Gloucester, que se convirtió en Ricardo III. Dos años más tarde, Enrique Tudor derrotó a Ricardo en la batalla de Bosworth Field, y fue coronado como Enrique VII. "Inglaterra," © Escrito por Emmanuel BUCHOT y Encarta.

Fotos de los países de América para visitar

Imagenes de los Estados Unidos

Imagenes Estados Unidos

Fotos Informaciones

Imágenes de Canadá

Fotos de Canadá

Fotos Informaciones

Fotos de los países europeos para visitar

Imágenes de Turquía

Turquía

Fotos Informaciones

Fotos de la República Checa

República Checa

Fotos Informaciones

imágenes de Hungría

Hungría

Fotos Informaciones

Fotos España

Fotos España

Fotos Informaciones

Fotos de Croacia

Fotos de Croacia

Fotos Informaciones

Fotos de Alemania

Alemania

Fotos Informaciones

Fotos de Portugal

Portugal

Fotos Informaciones

Imagenes de Grecia

Imagenes de Grecia

Fotos Informaciones

Fotos de Inglaterra

Inglaterra

Fotos Informaciones

imágenes de Holanda

imágenes Holanda

Fotos Informaciones

Imágenes de Dinamarca

Dinamarca

Fotos Informaciones

Información sitio web