Fotografias

El papel del Partido Socialista


Pedro Santana Lopes
Pedro Santana Lopes

Las elecciones municipales que tuvieron lugar el 16 de diciembre de 2001 marcaron el retroceso socialista y el avance conservador. El Partido Social Demócrata obtuvo más votos que el Partido Socialista y sus candidatos lograron el triunfo en las alcaldías de las principales ciudades del país (como Lisboa, Oporto, Sintra, Coimbra o Faro). Estos resultados fueron interpretados desde el gobierno como un voto de castigo por parte del electorado y, un día más tarde, Guterres presentó su dimisión como primer ministro. Antes de que finalizara aquel mes, Sampaio anunció la disolución de la Asamblea de la República y la convocatoria de elecciones anticipadas para el 17 de marzo de 2002. En éstas, el Partido Social Demócrata, que presentaba a José Manuel Durão Barroso como candidato a primer ministro, logró 105 escaños.

Por su parte, el Partido Socialista, al frente del cual, tras la dimisión de Guterres, se encontraba Eduardo Ferro Rodrigues, consiguió 96. Las restantes formaciones que alcanzaron representación parlamentaria fueron el Partido Popular (14 diputados), la coalición formada por el Partido Comunista y el Partido Verde (12) y el Bloque de Izquierdas (3). Ante estos resultados, Sampaio encargó formar gobierno a Durão Barroso, quien presentó un gabinete de coalición tras pactar con el Partido Popular. El siguiente 10 de diciembre, convocada por la Confederación General de los Trabajadores Portugueses, tuvo lugar una huelga general contra el proyecto de Código Laboral promovido por el nuevo ejecutivo de centro-derecha.

Cavaco Silva
Cavaco Silva

También resultó impopular el posterior Plan de Estabilidad y Crecimiento Nacional, que implicaba la reducción del número de funcionarios para intentar corregir el déficit público. En un entorno económico recesivo y marcado por el elevado desempleo, igualmente logró la promulgación de nuevas leyes tendentes a la restricción de la inmigración. En política exterior, el gobierno de Durão Barroso se alineó con la posición de Estados Unidos durante la crisis de Irak (últimos meses de 2002 y primeros de 2003). A finales de junio de 2004, Durão Barroso fue propuesto por los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea para ser candidato a la presidencia de la Comisión Europea. Por ello, el 5 de julio presentó su dimisión como primer ministro. Este hecho abrió una importante crisis política en Portugal; finalmente, pese a que la oposición solicitaba la convocatoria de elecciones anticipadas, Sampaio encomendó constituir nuevo ejecutivo al sucesor de Barroso en la presidencia del PSD, Pedro Santana Lopes, hasta entonces alcalde de Lisboa.

Sin embargo, la vida de este nuevo gabinete fue breve, ya que, en noviembre, tras cuatro meses caracterizados por la inestabilidad gubernamental, el propio Sampaio decidió ponerle fin, anunciando la disolución de la Asamblea y adelantando la celebración de comicios generales, que fueron convocados para el 20 de febrero de 2005.

En esta fecha, en un marco de inestabilidad institucional y de profunda crisis económica y social (con el desempleo como peor consecuencia), el Partido Socialista alcanzó la mayoría absoluta, al lograr 121 escaños, lo que le garantizó a su secretario general, José Sócrates, la formación de nuevo gobierno. Por su parte, el Partido Social Demócrata consiguió 75 escaños y, tras estos resultados, Santana dimitió como líder de los conservadores. La tendencia al alza de la izquierda y el retroceso de la derecha también se dejaron sentir en la representación alcanzada por la Coalición Democrática Unitaria (14 diputados), el Partido Popular (12) y el Bloque de Izquierdas (8).

Ya al frente del ejecutivo, Sócrates anunció pronto una serie de medidas que supondrían la disminución del gasto público y el aumento de determinados impuestos, para, así, intentar controlar el déficit del Estado y revitalizar la economía. Estas iniciativas suscitaron el malestar de parte de la sociedad portuguesa, muy especialmente de los funcionarios, que, sintiéndose especialmente perjudicados, protagonizaron una huelga general en julio de 2005.

En las elecciones presidenciales del 22 de enero de 2006, el triunfo fue para el ex primer ministro conservador Cavaco Silva, al cual apoyaba el Partido Social Demócrata y que recibió el 50,6% de los votos. Los siguientes dos aspirantes más votados fueron el socialista independiente Manuel Alegre (20,7%) y el candidato oficial del Partido Socialista, el ex presidente Soares (14,3%). De esta forma, sin necesidad de una segunda vuelta, Cavaco, cuya campaña se había fundamentado en el mensaje de luchar contra la inestabilidad institucional y la crisis económica a través de la unidad nacional, pudo ser investido jefe del Estado el 9 de marzo de ese año, dando inicio a una etapa de cohabitación con el gobierno socialista de Sócrates. Encarta "Portugal," © Escrito por Emmanuel BUCHOT y Encarta.

Fotos de los países de América para visitar

Imagenes de los Estados Unidos

Imagenes Estados Unidos

Fotos Informaciones

Imágenes de Canadá

Fotos de Canadá

Fotos Informaciones

Fotos de los países europeos para visitar

Imágenes de Turquía

Turquía

Fotos Informaciones

Fotos de la República Checa

República Checa

Fotos Informaciones

imágenes de Hungría

Hungría

Fotos Informaciones

Fotos España

Fotos España

Fotos Informaciones

Fotos de Croacia

Fotos de Croacia

Fotos Informaciones

Fotos de Alemania

Alemania

Fotos Informaciones

Fotos de Portugal

Portugal

Fotos Informaciones

Imagenes de Grecia

Imagenes de Grecia

Fotos Informaciones

Fotos de Inglaterra

Inglaterra

Fotos Informaciones

imágenes de Holanda

imágenes Holanda

Fotos Informaciones

Imágenes de Dinamarca

Dinamarca

Fotos Informaciones

Información sitio web