Fotografias
Imagenes Vietnam
Hugo Chávez presidente de Venezuela
Fotografias Venezuela
Hugo Chavez

Las elecciones legislativas fueron el preludio de las presidenciales, celebradas en diciembre. El vencedor fue Hugo Chávez, el oficial que encabezó la rebelión de 1992, quien supo aglutinar (con un mensaje de corte nacionalista y populista) a un amplio sector de la población descontento con el sistema político vigente, caracterizado por la alternancia de los dos partidos tradicionales, la creciente corrupción y la crítica situación económica, que había originado enormes desigualdades sociales y el surgimiento de amplias bolsas de pobreza.

El presidente electo, que tomó posesión del cargo en febrero de 1999, tuvo entre sus prioridades más inmediatas la disolución del Congreso y la convocatoria de una Asamblea Constituyente que procediera a dotar al país de una nueva ley fundamental.

En los comicios a la Asamblea Constituyente, celebrados en julio de ese año y que registraron una abstención cercana al 53%, los seguidores de Chávez (pertenecientes al Polo Patriótico) lograron una amplísima mayoría que les permitió ocupar 120 de los 131 escaños electos. El constitucionalismo venezolano quedó modificado con la nueva Constitución impulsada por Chávez, aprobada por la Asamblea y ratificada por medio del referéndum que tuvo lugar el 15 de diciembre de 1999, con el 71,9% de los votos emitidos, si bien la participación no llegó al 46%. Al mismo tiempo que la población acudía a votar en el plebiscito, comenzaban unas gravísimas y dañinas inundaciones que produjeron cuantiosas pérdidas económicas y miles de muertos. La Constitución no sólo cambió el nombre del país (que pasó a llamarse desde su entrada en vigor República Bolivariana de Venezuela) sino que reforzó el poder presidencial, entre otras medidas significativas, como el mayor control estatal de la actividad económica o el de los medios de comunicación.

Asimismo, el nuevo texto constitucional proclamó que su principal objetivo era el de “refundar la República para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado”. Eliminado el Senado, el poder legislativo pasó a recaer en una única cámara, la Asamblea Nacional, elegida por sufragio universal.

El 30 de julio de 2000, en virtud del nuevo orden constitucional, se celebraron elecciones presidenciales y legislativas, cuyos resultados supusieron, respectivamente, la reelección de Chávez (que logró más del 55% de los votos emitidos) y la victoria por mayoría absoluta de su coalición, el Polo Patriótico. Chávez juró el cargo el 19 de agosto siguiente y anunció su decisión de afrontar una profunda transformación de las estructuras económicas y sociales del país.
El presidente Hugo Chavez
HUgo Chavez

Para ello, y pese a gozar de mayoría en la cámara, solicitó a ésta nuevamente poderes legislativos especiales. El 7 de noviembre de 2000 la Asamblea Nacional aprobó la denominada Ley de Habilitación, que le facultaba para legislar por decreto durante un año en materias económica, social y de administración pública.

Así, en noviembre de 2001, su gobierno aprobó 49 decretos ley que originaron un fuerte movimiento de protestas vinculado en un principio a los sectores empresariales. Dicho paquete legislativo incluía, como más polémicas, la Ley Orgánica de Hidrocarburos (que incrementaba al 30% la tributación exigible a los inversores exteriores para las actividades de extracción petrolífera, y fijaba en el 51% la participación mínima del Estado en sociedades mixtas de este sector estratégico) y la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario (que posibilitaba la expropiación de latifundios).

Ante esto, la Federación de Cámaras (Fedecámaras) de Comercio y Producción, secundada por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y por los funcionarios, convocó un paro nacional de 12 horas, que tuvo lugar el 10 de diciembre de 2001. Durante febrero del año siguiente, las muestras de descontento con el gobierno de Chávez se extendieron a determinados sectores del Ejército, e incluso algunos miembros de este estamento pidieron públicamente la renuncia del presidente. La CTV convocó un nuevo paro general para el 9 de abril de 2002, que finalmente se convirtió en indefinido. La tensión alcanzó su máxima cota el 11 de abril, cuando, en el transcurso de una manifestación en Caracas, 15 personas murieron al dirigirse al palacio de Miraflores para pedir la dimisión de Chávez. Ante la violenta represión, un grupo de generales efectuó un comunicado público anunciando su intención de promover la renuncia del presidente. A las peticiones de dimisión se sumaron Pedro Carmona y Carlos Ortega (respectivos presidentes de Fedecámaras y CTV). Los hechos se precipitaron el día 12, desembocando en un golpe de Estado: el general Lucas Rincón, jefe de las Fuerzas Armadas, comunicó que Chávez había renunciado (quedando arrestado en el fuerte Tiuna y siendo más tarde trasladado a La Orchila), en tanto que Carmona, a petición del general Efraín Vásquez, asumió la presidencia de la República, disolvió los poderes públicos y afirmó que en el plazo de un año se celebrarían elecciones legislativas y presidenciales. Un día después reaccionaron los sectores sociales partidarios de Chávez, tanto civiles (los denominados Círculos Bolivarianos) como militares, propiciando en las siguientes 24 horas la asunción de la presidencia por Diosdado Cabello (vicepresidente de Chávez, al cual había permanecido leal), la dimisión de Carmona y el regreso de Chávez a Caracas para reasumir la jefatura del Estado.

Pero la tensión siguió creciendo y así, en octubre de 2002, se sucedieron una gran manifestación en Caracas de la oposición (agrupada en la llamada Coordinadora Democrática, que solicitaba la celebración de elecciones), otra de las fuerzas chavistas respaldando al presidente, un paro general de 12 horas (promovido por la Coordinadora, la patronal y la CTV), y un comunicado público de 14 militares opositores declarándose en desobediencia. La CTV y Fedecámaras convocaron a partir del siguiente 2 de diciembre una nueva huelga (la cuarta contra Chávez, esta vez indefinida), que definieron como 'paro cívico nacional' y que durante ese mes afectó incluso a Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA), uno de los pilares fundamentales de la economía del país, y que se prolongó durante 63 días. En febrero de 2003, ya finalizado, Carlos Fernández y Carlos Ortega, respectivos presidentes de Fedecámaras y CTV, fueron imputados como presuntos responsables de diversos delitos, entre ellos traición a la patria y rebelión civil.

"Venezuela" Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2008
http://es.encarta.msn.com © 1997-2008 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos