Fotografias

Alemania en el siglo XII


Federico I Barbarroja
Federico I Barbarroja

Apuesto e inteligente, belicoso y justo, Federico I Barbarroja fue el ideal de rey cristiano medieval. Al considerarse como el sucesor de Augusto, Carlomagno y Otón I el Grande, asumió el título de emperador del Sacro Imperio Romano y pasó la mayor parte de su reinado entre Alemania e Italia intentando restaurar la gloria imperial en ambos territorios.

En el norte, unificó Alemania y Borgoña al casarse con Beatriz, heredera de Borgoña. Declaró una paz imperial y para asegurarla, apaciguó a los güelfos al reconocer a Enrique el León como duque de Sajonia y Baviera, y en compensación convirtió a Austria en ducado. Pero cuando Enrique rechazó aportar tropas a una campaña italiana, Federico, apoyado por otros príncipes celosos lo exiliaron por traidor. Los ducados de Enrique se separaron y Baviera pasó a la familia Wittelsbach.

En el sur, Federico realizó seis expediciones a Italia para mantener la plena autoridad imperial sobre las ciudades estado de Lombardía y el Papado. En 1155, en su primer viaje, fue coronado emperador; en el segundo, convocó la Dieta de Roncaglia (1158) para proclamar sus derechos sobre la Lombardía, por lo que instaló podestàs (representantes imperiales) en las ciudades lombardas; algunas simpatizaban con los gibelinos, pero la mayoría puso reparos a ser gobernadas y gravadas con impuestos por extranjeros. Los papas necesitaron del apoyo imperial para sofocar varios levantamientos en Roma, a pesar de lo cual defendían que su cargo espiritual les daba la soberanía sobre los emperadores. Quisieron mantener el control de forma independiente sobre los Estados Pontificios. Como resultado de todo esto, algunas ciudades se rebelaron contra la autoridad imperial y formaron la Liga de Verona en alianza con el papa Alejandro III.

Federico reaccionó al nombrar un antipapa, Víctor IV. En sus dos viajes posteriores, las ciudades gibelinas se unieron con los güelfos en la Liga Lombarda (1167) y expulsaron a los podestás. Alejandro III, que había excomulgado a Federico, huyó con sus aliados normandos a Sicilia, por lo que en 1166 Federico conquistó Roma.

Durante su quinta campaña en Italia, al carecer del apoyo de Enrique el León, la Liga Lombarda derrotó a Federico en la batalla de Legnano (1176); la posterior Paz de Constanza (1183) reconoció la autonomía de las ciudades, que permanecieron sólo nominalmente sujetas al emperador, Federico hizo una última expedición en la que obtuvo un nuevo apoyo entre las ciudades rebeldes. Murió mientras dirigía la tercera Cruzada. "Alemania" © Escrito por Emmanuel BUCHOT y Encarta

Fotos de los países europeos para visitar

Imágenes de Turquía

Turquía

Fotos Informaciones

Fotos de la República Checa

República Checa

Fotos Informaciones

imágenes de Hungría

Hungría

Fotos Informaciones

Fotos España

Fotos España

Fotos Informaciones

Fotos de Croacia

Fotos de Croacia

Fotos Informaciones

Fotos de Alemania

Alemania

Fotos Informaciones

Fotos de Portugal

Portugal

Fotos Informaciones

Imagenes de Grecia

Imagenes de Grecia

Fotos Informaciones

Fotos de Inglaterra

Inglaterra

Fotos Informaciones

imágenes de Holanda

imágenes Holanda

Fotos Informaciones

Imágenes de Dinamarca

Dinamarca

Fotos Informaciones

Fotos de países de Asia para visitar

Imaganes India

Imagenes India

Fotos Informaciones India

Imagenes Vietnam

Imagenes Vietnam

Fotos Informaciones Vietnam

Imagenes China

Imagenes China

Fotos Informaciones China

Fotos de Hong Kong

Fotos Hong Kong

Fotos Informaciones Hong Kong

Imágenes de Corea del Sur

Corea del Sur

Fotos Informaciones Corea

Imágenes de Camboya

Imágenes Camboya

Fotos Informaciones Camboya

Imágenes de Japón

Imágenes de Japón

Fotos Informaciones Japon

Imágenes de Tailandia

Imágenes Tailandia

Fotos Informaciones Tailandia

Imágenes de Taiwán

Imágenes de Taiwán

Fotos Informaciones Taiwan

Información sitio web