Fotografias

El Coliseo


El coliseo de Roma
El coliseo de Roma. Foto E. Buchot

Coliseo, nombre derivado del italiano colosseo por el que popularmente se conoce al anfiteatro Flavio, comenzado en Roma por orden del emperador Vespasiano entre los años 69 y 79 d.C. De planta oval, con unas medidas aproximadas de 188 por 156 metros y una altura total de 48 metros, se trata de una de las obras conservadas más importantes de la antigüedad clásica, prueba de la perfección técnica de los constructores romanos.

Construido sobre el antiguo lago de la Domus Aurea de Nerón, el reto de su estructura consistió en sustentar el enorme graderío, permitiendo al mismo tiempo la circulación interior a través de galerías y vomitorios. Para ello se dispuso un sistema de anillos ovales concéntricos compuestos por 80 pilares y muros radiales, unidos mediante bóvedas de cañón y de arista. Para aligerar los pisos superiores y evitar los empujes laterales se combinaron distintos materiales, desde las losas de mármol de los recubrimientos y los sillares de travertino hasta el hormigón de puzolana, el ladrillo y las piedras volcánicas más ligeras.

El graderío estaba dividido en tres niveles: el podio, más cercano a la arena, los dos intermedios, llamados maenianum primum y maenianum secundum, con asientos de mármol sobre los muros radiales, y por último el superior o maenianum in lignum, construido en madera sobre las bóvedas de los corredores perimetrales.

Debajo de la arena también había un complejo sistema de galerías y cámaras, que incluían las jaulas de las fieras e incluso plataformas elevadoras. La fachada del Coliseo es uno de los ejemplos más completos del lenguaje clásico arquitectónico. Su combinación del sistema arquitrabado (columnas y dinteles) con las arquerías sobre pilastras y el empleo de los órdenes superpuestos han servido de modelo de composición clásica a lo largo de los siglos. Pero también es relevante la presencia del ático, el remate casi ciego que albergaba los mástiles del velarium, un inmenso toldo para dar sombra a los espectadores.

El Coliseo fue completado por los sucesores de Vespasiano, los emperadores Tito y Domiciano, de cuya dinastía tomó el nombre de anfiteatro Flavio. De acuerdo con los datos de un documento del siglo IV, tenía un aforo de 87.000 espectadores, aunque los historiadores calculan que tan solo 50.000 podían estar sentados. En cualquier caso, su magnificencia marcó el modelo para todas las ciudades del Imperio, que imitaron el ejemplo de Roma. "Italia," © Escrito por Emmanuel BUCHOT y Encarta.

Fotos de los países de América para visitar

Imagenes de los Estados Unidos

Imagenes Estados Unidos

Fotos Informaciones

Imágenes de Canadá

Fotos de Canadá

Fotos Informaciones

Fotos de los países europeos para visitar

Imágenes de Turquía

Turquía

Fotos Informaciones

Fotos de la República Checa

República Checa

Fotos Informaciones

imágenes de Hungría

Hungría

Fotos Informaciones

Fotos España

Fotos España

Fotos Informaciones

Fotos de Croacia

Fotos de Croacia

Fotos Informaciones

Fotos de Alemania

Alemania

Fotos Informaciones

Fotos de Portugal

Portugal

Fotos Informaciones

Imagenes de Grecia

Imagenes de Grecia

Fotos Informaciones

Fotos de Inglaterra

Inglaterra

Fotos Informaciones

imágenes de Holanda

imágenes Holanda

Fotos Informaciones

Imágenes de Dinamarca

Dinamarca

Fotos Informaciones

Información sitio web