Fotografias
Bélgica después de las guerras
Fotografias Bélgica

Aunque estaba en mejor situación económica terminada la II Guerra Mundial que después de la Primera, políticamente estaba desorganizada a causa del enfrentamiento entre el Partido Social Cristiano (católicos) y la coalición de liberales, socialistas y comunistas. Intensificando la disputa política estaba la cuestión relativa al rey Leopoldo, que se había quedado en Austria esperando la determinación sobre su futuro. A pesar de la presión de los católicos (ahora fortalecidos por la concesión de privilegios políticos a las mujeres), que permitió el regreso del rey, el Parlamento belga en el verano de 1945 prolongó indefinidamente la regencia del príncipe Carlos, quedando Leopoldo fuera del poder a causa de su supuesta derrota en 1940. Mientras continuaba la lucha por el control político, Bélgica volvió a recuperar su anterior posición en el concierto de las grandes naciones mercantiles del mundo.

Como socio fundador el 26 de junio de 1945 de las Naciones Unidas (ONU), Bélgica dio un apoyo sólido a otros Estados occidentales durante la Guerra fría frente a la influencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en Europa del Este colaborando en la recuperación económica de Europa occidental. En abril de 1949 Bélgica ingresó en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El 12 de marzo de 1950, después de más de un año de sucesivas crisis de gobierno, se suscitó la polémica sobre el rey. El electorado belga acudió a las urnas en un plebiscito consultivo sobre el retorno del rey Leopoldo. La respuesta de un 57,6% de los votantes fue afirmativa. El 20 de julio, el Parlamento belga ratificó el sentir popular.

Durante las siguientes semanas las huelgas, manifestaciones y alborotos organizados por sectores contrarios a Leopoldo se sucedieron en muchas áreas urbanas, aumentando la posibilidad de una guerra civil. El 1 de agosto, después de consultar con el gobierno y los líderes políticos, Leopoldo acordó ceder sus privilegios reales a su hijo, el príncipe heredero Balduino, y abdicar al año siguiente, cuando su hijo alcanzara la mayoría de edad. Así, Leopoldo abdicó el 16 de julio de 1951 y Balduino fue proclamado rey al día siguiente.

La década de 1950 estuvo marcada por el esfuerzo concentrado de los líderes europeos para efectuar una unión política y económica de los Estados de Europa occidental. Con un papel activo en este movimiento, Bélgica, junto con Francia, la República Federal de Alemania, Luxemburgo,

Balduino I de Bélgica
Balduino I de Bélgica

Italia y los Países Bajos, se convirtió en miembro constituyente de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en 1952.

Cuando Francia rechazó ratificar el tratado estableciendo la Comunidad Europea de Defensa en 1954, el ministro de Asuntos Exteriores belga Paul Henri Spaak inició el segundo 'lanzamiento de Europa'. Su esfuerzo fue contribuir a la fundación, en 1957, de la Comunidad Económica Europea (CEE). Bruselas se convirtió en la sede de la comisión de gobierno y de la mayoría de su burocracia, reflejando el papel clave que Spaak había desempeñado en la formación del nuevo orden europeo. Aquel mismo año el país se convirtió en miembro de la Comunidad Europea de Energía Atómica (EURATOM). Bélgica se ha beneficiado mucho por su condición de miembro y es pieza clave en estas organizaciones supranacionales. "Belgica" Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2009
http://es.encarta.msn.com © 1997-2009 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.