Fotografias

Fermento y crecimiento intelectual


renacimiento del siglo XII
Renacimiento del siglo XII

En el año 1050 aproximadamente, Europa estaba entrando en un periodo de grandes y rápidas transformaciones. Las condiciones de la vida material que produjeron estos cambios aún no están del todo claras, aunque las siguientes causas se pueden citar con seguridad: el largo periodo de emigraciones germánicas y asiáticas había terminado y Europa disfrutaba de un nivel de población estable y continuado, había comenzado e iba a continuar una expansión de la población de proporciones sorprendentes. La vida urbana, que nunca cesó del todo durante los siglos anteriores, experimentó un notable crecimiento y desarrollo, y por ello rompió la tendencia medieval hacia la autosuficiencia económica. La economía y el comercio, en particular en las tierras mediterráneas de Italia y el sur de Francia y en los Países Bajos, se incrementó en cantidad, regularidad y extensión. En la península Ibérica, los incipientes reinos cristianos del norte iniciaron una larguísima guerra contra las sucesivas invasiones almorávides y almohades, en una reconquista que se prolongó durante siete siglos.

A la vez que la economía europea se hacía más compleja, las instituciones sociales y políticas también se diversificaron. En cada rama de los asuntos públicos —gobierno local, administración de justicia, regulación del comercio y el desarrollo de las instituciones educativas necesarias para proporcionar personal a cada administración de acuerdo a su reglamentación— apareció una estructura similar en complejidad y desarrollo.

Los nuevos imperativos de esta compleja vida social produjeron un fermento intelectual sin precedentes en la historia europea. Este fermento, presente en todas las esferas de la ciencias, ha terminado siendo conocido como el renacimiento del siglo XII.

Las leyes eclesiásticas y seculares se sistematizaron, discutieron y cuestionaron como nunca antes. La retórica y la lógica se convirtieron en objeto de examen por derecho propio y dieron lugar a investigaciones de la cultura clásica, olvidada durante mucho tiempo. La doctrina teológica fue explorada y promovió nuevos métodos de crítica. Entre tanto, en Córdoba, capital musulmana, se produjo un notable sincretismo religioso y cultural, ya que en esta ciudad convivieron durante siglos musulmanes, judíos y cristianos en paz y armonía. A través de Córdoba, Europa conoció la filosofía griega y la literatura clásica, gracias a las traducciones árabes y a la escuela de traductores de Toledo; también gracias a ellos la medicina, la astronomía y las ciencias antiguas y modernas penetraron en el continente. Los árabes transmitieron a Europa las matemáticas, e introdujeron productos como el papel, el arroz y la caña de azúcar.

Todo ello favoreció el que los europeos occidentales comenzaron a pensar en sí mismos de una nueva manera, un cambio que se reflejó en las innovaciones en las artes creativas. En literatura, la lírica amorosa y el romance cortés aparecieron en las lenguas vernáculas emergentes, y tuvo lugar un brillante resurgir de la escritura en latín. La pintura y la escultura dedicaron nueva atención al mundo natural e hicieron un intento sin precedentes de representar extremos emotivos y vitales. La arquitectura floreció con la construcción, a lo largo de rutas de peregrinaje por las que se viajaba frecuentemente, de iglesias en un estilo que combinaba materiales y técnicas grecorromanas con una estética totalmente nueva.

También hubo cambios de gran alcance en la vida espiritual. En el siglo XII se establecieron nuevas órdenes religiosas, como la orden cisterciense (que intentó purificar las tradiciones del monacato benedictino) y las órdenes de los frailes mendicantes, que procuraron ajustar el ideal monástico a la nueva vida urbana. En todas ellas era frecuente un nuevo sentido de piedad individual, basado no en el ritual, sino en la identificación individual con el sufrimiento de Cristo. El desarrollo del culto a la Virgen María, una figura relativamente poco importante en los siglos precedentes, tuvo un espíritu similar. "Europa" © Escrito por Emmanuel BUCHOT y Encarta.

Fotos de los países de América para visitar

Imagenes de los Estados Unidos

Imagenes Estados Unidos

Fotos Informaciones

Imágenes de Canadá

Fotos de Canadá

Fotos Informaciones

Fotos de los países europeos para visitar

Imágenes de Turquía

Turquía

Fotos Informaciones

Fotos de la República Checa

República Checa

Fotos Informaciones

imágenes de Hungría

Hungría

Fotos Informaciones

Fotos España

Fotos España

Fotos Informaciones

Fotos de Croacia

Fotos de Croacia

Fotos Informaciones

Fotos de Alemania

Alemania

Fotos Informaciones

Fotos de Portugal

Portugal

Fotos Informaciones

Imagenes de Grecia

Imagenes de Grecia

Fotos Informaciones

Fotos de Inglaterra

Inglaterra

Fotos Informaciones

imágenes de Holanda

imágenes Holanda

Fotos Informaciones

Imágenes de Dinamarca

Dinamarca

Fotos Informaciones

Información sitio web